Fallece Isabel Gutiérrez de Bosch, guatemalteca ilustre

Campos, E., Relato, 2020

Ha fallecido la guatemalteca galardonada Isabel Gutiérrez de Bosch. La noticia fue compartida por su familia la tarde de este domingo 6 de septiembre.
Nació en San Cristóbal, Totonicapán, fue una ejemplar mujer, reconocida por su trabajo en el área social de Guatemala.

Desde joven tuvo una capacidad empática que la llevó a crear actividades de beneficio comunitario. Inició ella sola, luego agrupó a familiares y amigos y, por último, organizó a cientos de personas para ayudar al prójimo, al más desposeído y necesitado.

Doña Isabel Gutiérrez fue presidenta de la Fundación Juan Bautista Gutiérrez, la cual apoya actividades de beneficio comunitario por medio de programas como Apoyando a quienes apoyan y Becas Universitarias.
También, marcó historia al ser la primera mujer que fue aceptada en el Club Rotario Guatemala Centro.
Además, fundó el proyecto Fundaniñas, el cual se enfoca en proveer amor, protección, alimento y educación a niñas que viven en situación de calle o están en riesgo.

En 2016 y debido a su larga trayectoria social fue nombrada como Guatemalteca Ilustre.

Recibió el Galardón Tenedor de Oro como Personaje del Año en 2019, por su destacada labor humanitaria, en el marco de la Feria Alimentaria en Guatemala.

Este 2020, la revista Forbes la eligió como una de las 100 mujeres más poderosas del año. En el listado incluyeron a 16 guatemaltecas y se reconoció la labor de doña Isabel Gutiérrez de Bosch, por su contribución a la educación en el país.

 

Logros

  • Administradora exitosa de la Corporación Multi Inversiones.
  • Primer mujer presidenta del Club Rotario.
  • Presidenta de la Fundación Juan Bautista Gutiérrez.
  • Fundadora y Presidenta de Fundaniñas.
  • Recibió la Orden del Quetzal por méritos extraordinarios, en grado de Gran Oficial.
  • Galardonada con el reconocimiento Paul Harris de Rotary Internacional.
  • Recibió la Orden Dolores Bedoya de Molina en grado Gran Collar.
  • Obtuvo una mención especial de Rotary Internacional por su Servicio Rotario.

Hoy, descansa en paz, “Doña Isabelita” una mujer que supo apoyar a miles de guatemaltecos cada año y que logró impulsar a otros miles más con su inagotable ejemplo.


Pareciera como si un fuego interno le dictara con urgencia: “Uno más Isabel, ayuda a uno más; se acaba el tiempo y puedes ayudar a uno más...”