El empoderamiento femenino como motor de cambio en San Cristóbal Totonicapán

empoderamiento femenino

La transformación social en San Cristóbal Totonicapán está tomando un rumbo inspirador, liderado por el empoderamiento femenino. Impulsado por la Fundación Juan Bautista Gutiérrez (FJBG), un programa pionero ha sido desplegado desde 2021 para enriquecer las habilidades y el conocimiento de las mujeres en esta comunidad. 

Centrándose en áreas vitales como la salud preventiva, la higiene y el empoderamiento, este proyecto ha llegado a 600 mujeres, abarcando 15 temas diferentes. Así, el empoderamiento femenino, fomentado por los talleres de la fundación, está marcando un hito en el desarrollo comunitario y personal.

Empoderamiento femenino: un enfoque integral

El empoderamiento femenino en San Cristóbal Totonicapán es un concepto que se distribuye y promociona, de diversas formas, por la FJBG. De esta manera, la forma.

Este enfoque integral permite a las mujeres no solo cuidar de su salud y bienestar, sino también tomar decisiones informadas y oportunas para ellas y sus familias.

Asimismo, un componente crucial de este programa es la capacitación en salud preventiva. Con este conocimiento, las participantes aprenden a identificar señales de peligro, buscar atención médica adecuada y llevar a cabo acciones preventivas, especialmente durante el embarazo. Esta educación es vital para promover prácticas saludables a nivel personal, familiar y comunitario.

Generando impacto y cambio generacional

El empoderamiento femenino no solo beneficia a las mujeres individualmente, sino que también tiene un efecto multiplicador en la comunidad. Al adquirir conocimientos y habilidades, las participantes se convierten en agentes de cambio, promoviendo prácticas saludables y de empoderamiento en sus comunidades. 
Este cambio generacional, impulsado desde la educación, forma parte del compromiso de la Fundación Juan Bautista Gutiérrez con el desarrollo sostenible y el legado de empoderamiento de Doña Isabelita Gutiérrez de Bosch. Así, la Fundación se dedica a crear un impacto duradero en las personas, familias y comunidades a las que sirve. A través de la capacitación y el desarrollo de competencias se busca empoderar a las mujeres y, a su vez, fortalecer a toda la comunidad de San Cristóbal Totonicapán.