Nutribien y su aporte en la «Ventana de los mil días»

La «Ventana de los mil días», que abarca los 270 días de embarazo y los primeros 730 días de vida de un niño, es un período crucial para el desarrollo infantil. Durante esta etapa, una nutrición adecuada es esencial para garantizar un crecimiento y desarrollo óptimos. Reconociendo esta necesidad, la Fundación Juan Bautista Gutiérrez ha implementado un Programa de Nutrición enfocado en este período fundamental, con Nutribien como su principal herramienta. 

Este alimento fortificado, desarrollado en colaboración con CMI Alimentos, está diseñado para apoyar el crecimiento saludable de los niños y nutrir a las madres durante y después del embarazo.

La Importancia de Nutribien en la nutrición infantil

Nutribien, una formulación a base de maíz, soya y trigo, ha sido especialmente creada para proporcionar proteínas de alta calidad y micronutrientes esenciales. Su distribución a niños menores de 5 años y a madres en edad fértil y periodo de lactancia es un componente clave del Programa de Nutrición de la Fundación. Este alimento fortificado juega un papel vital en la mejora del estado nutricional durante la «Ventana de los mil días», un período donde se forman la mayoría de los órganos y se desarrolla la inteligencia del niño.

nutribien

Capacitación y consejería para un uso efectivo de Nutribien

Más allá de la distribución de Nutribien, la Fundación Juan Bautista Gutiérrez ha implementado un programa de capacitación y consejería. Este programa incluye la entrega de material educativo y un recetario desarrollado por las mujeres participantes, con recetas estandarizadas por nutricionistas. Así, los talleres y materiales proporcionan a las familias las herramientas necesarias para garantizar una dieta saludable y variada para sus hijos, comenzando desde los seis meses de edad.

El impacto de Nutribien en las comunidades de Totonicapán es significativo. Al proporcionar una nutrición esencial durante los primeros mil días de vida, Nutribien no solo mejora el desarrollo físico y cognitivo de los niños, sino que también empodera a las madres y familias con el conocimiento y los recursos para mantener una alimentación saludable.